domingo, 18 de abril de 2010

Mezquita de Hassan II

Casablanca es la ciudad más grande del norte de África. No os desaniméis si la encontráis muy bulliciosa, frenética y ruidosa, porque también tiene una parte impresionante y hermosa. La ciudad se extiende desde la Plaza de las Naciones, con sus amplias avenidas y sus elegantes edificios de estilo Art Deco, hasta la preciosa Mezquita de Hassán II.

Ni que decir tiene que tenéis que ir a vuestro buscador de vuelos baratos para reservar vuestras vacaciones en Casablanca. La Mezquita de Hassán II de Casablanca es la segunda mezquita más grande del mundo después de la de Masjid al-Haram en La Meca. Realmente mirarla es deslumbrarse.

Afortunadamente esta mezquita es uno de los pocos edificios que está abierto a los no musulmanes. Podéis hacer visitas guiadas en ella todos los días excepto los viernes. Estas visitas guiadas las hay en varios idiomas, pero hay que tener en cuenta que no se puede entrar ni en pantalones cortos, ni en minifaldas ni las mujeres con los hombros descubiertos. A la entrada también se os pedirá que os quitéis los zapatos. Os darán una bolsa de plástico para meterlos ahí.

La mezquita fue construida para conmemorar el 60 cumpleaños de Hassán II, el anterior rey de Marruecos. Su minarete es el más alto del mundo, con sus 210 metros de altura, con una luz que apunta hacia la Meca, que se puede ver tanto de día como sobre todo de noche.

Más de cinco mil trabajadores construyeron la mezquita durante más de cinco años. Todos ellos crearon mosaicos, suelos de mármol y columnas, molduras de yeso y otras maravillas. Os recomendamos visitar los baños que se hallan bajo la mezquita, ya que son hermosísimos.

Una gran puerta nos da acceso a la sala de oración, en la que pueden caber hasta 25.000 personas a la vez. El techo de esta sala se puede abrir y cerrar en pocos minutos. Tan impresionante es la explanada que hay ante la mezquita, donde pueden congregarse hasta 80.000 personas.

Este lugar resulta francamente impresionante, y no podéis dejar de visitarlo en vuestro viaje a Casablanca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada